• Archivo personal

    El mes de septiembre del año 1977 empezó mi militancia política. Esta página recoge los artículos e intervenciones públicas que he ido haciendo a lo largo de los años.
  • Correo electrónico

  • Redes sociales

  • TRADUCTOR

  • Archivos

  • e-books gratuitos

  • La familia socialista

Notas para un primer análisis de los resultados electorales

LECTURA GENERAL DE LOS RESULTADOS

El resultado de las elecciones es inequívoco. CiU ha obtenido una importante victoria, amplia y contundente. Ha pasado del 31,5% de los votos en el año 2006 al 38,5% en el 2010, ha pasado de 48 escaños a 62 escaños. Es el cuarto mejor resultado de su historia, por detrás de las mayorías absolutas de los años 1984, 1899 y 1992.

El PSC ha perdido las elecciones, ha pasado del 26,8% de los votos en el año 2006 al 18,3% en el año 2010. Ha pasado de 37 escaños a 28. Es el peor resultado de su historia. El PSC pierde votos hacia la abstención, el voto blanco y CiU, mantiene una frontera muy porosa con ICV-EUiA, y no se puede descartar alguna fuga hacia formaciones conservadoras. El PSC tiene una fidelidad de voto del 60%, mientras CiU y PP tienen una fidelidad del 90%.

Hay que señalar como dato muy positivo un grado de participación muy superior al previsto y superior al del año 2006 casi en cuatro puntos. Los mayores incrementos de participación se han dado en el área costera, y con especial incidencia en las ciudades grandes de 100.000 a 500.000 electores. Los mayores beneficiarios de este incremento de la participación habrían sido CiU y el PP:

También nos tiene que hacer reflexionar un aumento significativo del voto en blanco (92.331, 32.087 más que en el 2006).

Hay que remarcar el aumento del PP, que pasa del 10,6% de los votos al 12,3% de los votos, y de 14 a 18 escaños, el máximo histórico de escaños obtenidos aunque en el año 1995 obtuviera más votos.

ERC pierde casi la mitad de los votos y pasa de 21 a 10 escaños.

ICV-EUiA pierde 52.000 votos y pasa de 12 a 10 escaños, perdiendo su representación en Lleida.

Ciutadans gana 16.000 votos y mantiene sus 3 diputados por Barcelona.

Se produce la entrada al Parlament de Solidaritat Catalana per la Independència con 102.000 votos y cuatro escaños, tres en Barcelona y uno por Girona.

Los tres grupos que dan apoyo al gobierno retroceden, los grupos de la oposición suben, y entra un nuevo partido en el Parlament.

En general se puede decir que la derecha avanza mientras la izquierda retrocede; y que hay un fortalecimiento del voto nacionalista mientras el voto independentista retrocede.

No hay que olvidar los 75.000 votos de Plataforma por Cataluña.

Resultados esperados, con una bajada del PSC y de ERC mayor de la prevista.

Subrayar el acierto de la encuesta de El País del 26 de septiembre que pronosticó con una gran aproximación los resultados registrados anteayer.

INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOS DEL PSC

Desde mi punto de vista, es erróneo buscar un único factor explicativo, aunque el más importante, en mi opinión, es la crisis económica y su efectos de erosión sobre los gobiernos. Ejemplos hemos tenido en otros países europeos o en las midterm elections en los Estados Unidos. Sin ir más lejos, las encuestas actuales en España señalan una ventaja del PP sobre el PSOE de trece puntos. Y esto nos afecta aquí también.

Los efectos electorales de la crisis son cuatro:

a)   Descontento del electorado progresista que ve como los gobiernos de izquierdas se ven obligados a practicar políticas de ajuste económico y son incapaces de dominar a “los mercados”.

b)   Desánimo de los sectores afectados directamente por la crisis, que tienden a abstenerse o a buscar culpables (inmigración).

c)    Incertidumbre sobre el futuro que lleva a muchas personas a confiar en un gobierno fuerte y cohesionado (penalización de las coaliciones).

d)   Repliegue individual e identitario, que tiende a traducirse en un mayor conservadurismo y el apoyo a posiciones soberanistas e identitarias.

Es evidente que hay también causas estrictamente políticas:

–       Errores del gobierno y de los partidos que le dan apoyo.

–       Falta de relato conjunto, errores de comunicación.

–       Agotamiento de la fórmula de gobierno (que llegó a ser calificado desde dentro como “artefacto inestable sin proyecto de país”).

–       Insatisfacción sobre el autogobierno (tanto por la percepción de insuficiencia, como por la sentencia del TC, como por las tensiones generadas por la negociación de la financiación como por el cansancio que causa en determinados sectores).

–       Tensión identitaria (que se proyecta sobre la cuestión de la inmigración, o en conatos de conflicto lingüístico).

–       También elementos de desafección política y corrupción, a los que el electorado progresista es especialmente sensible.

Finalmente, y para resumir, en mi opinión los ciudadanos no percibían que el Presidente Montilla y el PSC estuviesen en condiciones de proporcionar al país el gobierno fuerte y cohesionado que Cataluña necesita.

No quiero desmerecer el acierto de la campaña de nuestros adversarios y el trabajo de Artur Mas y su equipo, pero me he querido centrar en lo que creo que explica más directamente nuestro resultado de los socialistas.

¿SE PUEDEN EXTRAPOLAR LOS RESULTADOS? EFECTOS A NIVEL DE ESTADO

Tenemos suficiente historia electoral como para afirmar con rotundidad que no se pueden extrapolar los resultados. Está comprobado que las dinámicas electorales son específicas de cada convocatoria. Pero esto no quiere decir que los malos resultados del domingo no tengan ningún efecto sobre las elecciones municipales de finales de mayo. Su efecto sobre las elecciones generales será sin duda menor porque están mucho más lejos. En principio, los partidos ganadores del domingo tienen una cierta prima de salida, aunque también se puede producir una reacción de los electores de los partidos perdedores.

Los efectos a nivel de Estado son evidentes. Hace un mes CiU quería que Zapatero cayera y convocara elecciones anticipadas, lo tildaron de “cadáver político”, y hoy le reclaman que saque adelante las reformas anunciadas a causa de la difícil situación económica y del enrarecido contexto europeo. Ni qué decir tiene que estoy más de acuerdo con la actual posición de CiU que cuando desde CiU se reclamaba al PNV que dejase caer a Zapatero.

Por el bien de todos espero que la colaboración se produzca y que, cada uno desde su responsabilidad, contribuya a la necesaria estabilidad política y a un esfuerzo concertado para vencer la crisis. El PSC también lo hará, desde unas propuestas suficientemente conocidas porque han estado en el centro de nuestra oferta electoral.

CONCLUSIONES

Cataluña ha hablado y ha hablado con claridad. Corresponde a CiU gobernar y a Artur Mas ser presidente de Cataluña. Nosotros no le negaremos ni la legitimidad, ni el tratamiento, ni el respeto, ni el apoyo en grandes temas de país. He citado la crisis, podría añadir la defensa del autogobierno y de la lengua o la cuestión de la inmigración.

El PSC no sólo ha aceptado y asumido su derrota sino que, a partir de las decisiones anunciadas por el Presidente Montilla, ha empezado su reflexión. El Presidente había dicho que no volvería a ser candidato, el domingo anunció que no se presentaría a la reelección como Primer Secretario del PSC y ayer dijo que no formará parte del nuevo Parlament. Joaquim Nadal dirigirá nuestro grupo parlamentario con la solidez, experiencia y habilidad que le caracteriza. Desde el Parlament controlaremos e intentaremos impulsar la acción del gobierno, participaremos en la construcción de la alternativa pero mantendremos desde el primer momento una actitud responsable y constructiva.

El PSC preparará a conciencia las elecciones municipales y, en la perspectiva del otoño del próximo año, convocará un Congreso en el que tendrá que renovar su proyecto y su liderazgo después de un debate en profundidad que José Montilla se ha comprometido a impulsar.

Pero los problemas de Cataluña no esperan. Creo sinceramente que el gobierno saliente ha dejado un país mejor preparado. Con los problemas derivados de la crisis, sí, pero con enormes oportunidades y un fantástico potencial en términos empresariales, de investigación, de cultura de concertación social, de innovación y de emprendedores, que son las bases sobre la que construir un futuro de oportunidades para todos.

Deseo acierto al nuevo gobierno. Nosotros intentaremos desarrollar una buena tarea de oposición, responsable y constructiva, que estimule al gobierno a dar lo mejor de sí mismo. En estos tiempos difíciles, se necesita gente seria. Nosotros, que lo hemos sido desde la presidencia y desde el gobierno, pretendemos serlo también en la oposición.

 

Anuncios