• Archivo personal

    El mes de septiembre del año 1977 empezó mi militancia política. Esta página recoge los artículos e intervenciones públicas que he ido haciendo a lo largo de los años.
  • Correo electrónico

  • Redes sociales

  • TRADUCTOR

  • Archivos

  • e-books gratuitos

  • La familia socialista

Unidad civil y cohesión social

Unidad civil y cohesión social
ABC, 3.11.11

El proyecto político del socialismo catalán puede definirse de muchas maneras. A mí particularmente me gusta mucho la definición que parte de dos premisas fundamentales: unidad civil y cohesión social. Unidad civil, convicción de que todos los ciudadanos y ciudadanas de Cataluña forman un solo pueblo, una comunidad que quiere avanzar unida hacia un horizonte de libertad y progreso. Y cohesión social, convicción de que la sociedad en su conjunto ha de atender a la necesidad de todos los que la integran para alcanzar mayores cotas de igualdad y justicia.

Creo sinceramente que la deriva política de CiU en un sentido soberanista y neoliberal, y su permanente tentación de erigirse en única intérprete y representante legítima de los intereses de Cataluña pone en riesgo esas dos premisas y puede provocar una triple fractura. Una fractura entre los catalanes que comparten los postulados nacionalistas de soberanistas e independentistas, y los que no los comparten. Una fractura entre Cataluña y el resto de España, que sería perjudicial para las dos partes y que comportaría también un conflicto entre catalanes. Y una fractura entre los sectores sociales apenas afectados por la crisis y los que la sufren de forma intensa. De esta última fractura tuvimos una buena prueba en el intento de criminalizar a los perceptores de la renta mínima de inserción.

Si permitimos que las lenguas nos dividan, que los ciudadanos se separen en función de si se sienten más o menos catalanes o españoles, si la sociedad se escinde entre los que quieren seguir vinculados a España y los que nada quieren tener que ver con ella, y si la sociedad se fractura entre quienes piensan que los pobres son culpables de su pobreza y quienes creen que erradicar la pobreza es tarea de todos, no podremos hablar de proyecto compartido.

Por eso reivindico la necesidad de fortalecer la doble dimensión de unidad civil y cohesión social que define a los socialistas catalanes. El catalanismo integrador, el federalismo y la socialdemocracia europeísta son señas de identidad que conviene reforzar también el 20 de noviembre.

Anuncios