• Archivo personal

    El mes de septiembre del año 1977 empezó mi militancia política. Esta página recoge los artículos e intervenciones públicas que he ido haciendo a lo largo de los años.
  • Correo electrónico

  • Redes sociales

  • TRADUCTOR

  • Archivos

  • e-books gratuitos

  • La familia socialista

La hora de la responsabilidad

LA HORA DE LA RESPONSABILIDAD
ABC, 19.04.12

A nadie escapa la gravedad de la situación económica por la que atravesamos. Y aún menos a quienes hoy gobiernan España, que alcanzaron la victoria asegurando que con ellos nuestro país recobraría inmediatamente la confianza de los mercados. Han bastado 100 días para que rompieran sus principales promesas: han subido los impuestos, abaratado el despido y recortado sanidad y educación, que se comprometieron a no tocar. Y la confianza no sólo no ha vuelto sino que se ha desplomado a causa de una mala gestión de las relaciones con el directorio europeo, y de lo insensato de recortes sin cuento y de las increíbles cuentas que los acompañan. Con la bolsa cayendo y la prima de riesgo desbocada, no extraña que el presidente Rajoy se escabulla ante los medios. Roto el diálogo social y traicionado el acuerdo que posibilitó la reciente reforma constitucional, gobiernos hasta ayer amigos osan nacionalizar empresas filiales de matriz española. Espero que a Rajoy le queden arrestos para reconocer sus errores y aceptar la mano tendida que le ofrece Alfredo Pérez Rubalcaba.

Similar situación se produce en Cataluña, con un Govern que empezó recortando para acabar desviándose tanto del déficit previsto como el tripartito al que tanto criticaron. Difícil tiene el president Mas justificar su apoyo al gobierno del PP que con su ley de estabilidad presupuestaria, su reforma laboral y los anunciados recortes en sanidad y educación erosiona sin remedio el autogobierno y la cohesión social de Cataluña. Seguramente por eso CiU parece estar preparando un cambio de rumbo de la mano de ERC a partir de la propuesta de pseudoconcierto económico. Todo menos aceptar los errores en su enfoque estratégico y de su gestión concreta, aunque ello suponga una huida hacia adelante que implica romper tantas cosas. Aquí también se presenta una encrucijada: ¿se atreverá el president Mas a rectificar y aceptar la mano tendida que le ofrece Pere Navarro?

Anuncios